NUESTRAS ACTIVIDADES
     
 
"PROYECTO TACUABÉ, Viviendo de la caza y la pesca" | | INTRODUCCIÓN | MERENDERO | NUESTRAS ACTIVIDADES | PROYECTOS A FUTURO | FICHAS PERSONALES | PARTICULARIDADES | IMÁGENES
 
NUESTRAS ACTIVIDADES
   
 
Las actividades que se desarrollan en el merendero, surgen al igual que el Proyecto en sí, a través del contacto que fin de semana a fin de semana manteníamos con las personas que a el acuden.
En una primera instancia, luego de que los chiquilines desayunaran, junto con una compañera (Carla) que los guiaba, realizaban juegos que apuntaban a conocerlos un poco más, que nos acercaran a ellos.... Estos juegos, eran básicamente de presentación, en donde cada uno además de decir su nombre, podían decir que cosas les gustaban hacer, etc.. algunas veces los juegos eran con pelota.
Conforme fue pasando el tiempo, y de que los chiquilines nos fueron teniendo un poco más de confianza, los mismos empezaron a hacernos preguntas, algunas de las cuales sabíamos y podíamos responder y otras no tanto, dado el fuerte contenido que las mismas cargaban. Es así que, al fin de semana siguiente, ?armados? de lápices y hojas, les propusimos que hicieran una redacción sobre sus familias. Es de destacar que varios de los gürises al saber cual era la consigna se negaron a escribir y se fueron. Finalizada la jornada, luego de que todos los chiquilines se fueron, reunidos como tantas veces (mate y torta frita mediante), comenzamos a leer las redacciones; cosa que no fue fácil, dado que muchas de ellas nos dejaron un nudito bastante duro de desatar en la garganta. Al fin de semana siguiente, en lugar de redacciones les propusimos que hicieran dibujos, al principio sin una idea clara, posteriormente les fuimos proponiendo temas; y así es que dibujaron sobre: La escuela, la navidad, el merendero, la huerta (la cual está dentro del Proyecto general), la plaza (que también está dentro del Proyecto).
Es de suponer, que no se puede mantener por mucho tiempo a un niño entretenido con una misma actividad. Tal es así que permanentemente nos vemos obligados, gratamente obligados, a re-pensar nuevas actividades que proponerles. Al estar vinculados con la policlínica del barrio (a través de la Red de Merenderos) comenzamos a realizar talleres que apuntan a mejorar la calidad de vida de todos, como por ejemplo: de vacunación con estudiantes de enfermería; de higiene bucal con la odontóloga de la policlínica; también con estudiantes de Psicología y Ciencias de la Comunicación (estudiantes de la Universidad de la República Oriental del Uruguay). Hemos hecho también manualidades y en una oportunidad, a través del programa ?Hecho con desechos? de la I.M.M., los gürises hicieron una maquet del barrio con cajitas de cartón. Con los dibujos y manualidades que los chiquilines han hecho durante un año y en coordinación con otros dos merenderos de la zona (?Chacarita? y ?Nueva España?), realizamos al aire libre una muestra itinerante con los trabajos de cada uno de los merenderos; el objetivo de dicha muestra fue el de dar a conocer al barrio que otras cosas se hacen en el merendero (o se pueden hacer) además de tomar la leche. Otra de las actividades que tenemos es el coro de niños que concurren al merendero, el cual ha sido invitado en el año 2004 y 2005 a través de la División Turismo y Recreación de la I.M.M, a participar del homenaje a Don Aníbal Sampayo y al cierre del certamen "Guitarra Negra" respectivamente. También ha sido (y sigue siendo) invitado a participar de festivales a beneficio.
Desde el inicio del merendero, para las fiestas navideñas, se arma el arbolito de navidad con chirimbolos que los propios gürises traen. En este punto vale decir que el primer año, el arbolito era un pino natural donado por el jardín ?dos marías? y en diciembre del año 2002 realizamos una merienda especial, en la que, una de las compañeras (Paola) se vistió de Papá Noel para entregarle a los gürises los regalos que preparamos para ellos (juguetes y ropa usada).
Durante todo el año 2003, el último domingo de cada mes, se festejaron los cumpleaños de los chiquilines que ese día concurrieran, cantándoles, haciéndoles soplar una velita, y dándoles su regalo de cumpleaños en bolsas de papel de diario hechas por nosotras misma.
* Coro de niños
El coro está enmarcado en lo que en su momento fue la búsqueda de actividades culturales y recreativas que nos ayudaran tanto a las personas que concurrían al merendero como a los que trabajábamos en él a sentir que no estabamos inmersos en una actividad de corte meramente asistencialista. En última instancia, entendemos nosotros, que la falta de alimentos con todo lo dramático que ello tiene y que incluso puede dejar secuelas tanto físicas como intelectuales por más esfuerzos que hagamos nosotros, van a necesitar una atención profesional y claramente focalizada que nosotros no estamos capacitados para atender; pero la marginación y la exclusión también condena al no alimentar intelectualmente al ser humano. A no reconocer y por lo tanto visualizar como una necesidad y fundamentalmente como un derecho, tener acceso a la educación y a la cultura en el sentido más amplio de la palabra. Que es a la postre lo que en este mundo globalizado de hoy nos ayudará a ser hombres y mujeres libres.
Entendimos imprescindible reconocer este camino de análisis que talvés parezca que no tienen mucho que ver con el coro, pero, sino lo hiciéramos, podríamos haber tenido y de hecho lo tuvimos, algunos problemas a la hora de elegir el repertorio. El definir propósitos y objetivos del mismo. La primera grata sorpresa la tuvimos cuando empezamos a ver con los mismos gürises que canciones les gustaría cantar. Sugerimos algunas, las que siempre recibían la misma respuesta “HUUUUU!!!, esa está de menos”. Ahí con miedo de que se nos vinieran con Rock, cumbia villera u otro género musical, que aclaramos no discriminamos, es más a mucho de nosotros nos gustan, pero por un lado no estarían alineados con nuestro propósito ni tampoco manejamos dentro de nuestra capacidad como músicos. Que lindo la primera canción, de forma espontánea la cantaron dos mellisitos a contra punto, al mejor estilo de los payadores, y fue “Milonga para una niña” . entonces les propusimos a los niños que para el próximo fin de semana trajeran canciones de ese tipo, que fueran de las que cantan nuestros cantores populares más notorios, Olimareños, Zitarrosa, El Sabalero y otros que se escuchan en la radio. Así fue que cuatro niños, “Los Macedo” trajeron escrita en un papel (que guardamos) escrita la canción a “Don José” con dibujo y una dedicatoria de los padres. Obviamente forma parte de nuestro repertorio. Sin perder de vista que si bien al principio el coro lo integraban niños y personas mayores, hoy está integrado solo por niños. Entonces para contemplar y mantener el interés de los mismos, incluimos canciones tales como “Manuelita” y “Chiquilada”.
Transcurría un año de ensayos, cuando un día, Marcel Chaves (integrante del cuarteto Zitarrosa), nos hace el honor de invitarnos para ser nada menos que el número central en el merecidísimo homenaje que se le hiciera Don Aníbal Sampayo en el mes de Abril del año 2004. Esto fue primero un fenomenal reconocimiento e impulso a nuestro trabajo, pero también aumento la responsabilidad y el compromiso. En el año 2005, también fuimos invitados a la rural del Prado, semana de Turismo, para el cierre de concurso de canto popular en el escenario Ayestaran Guitarra Negra.
Un proyecto que tenemos como objetivo para cerrar este cilco y proponer otro que talvés sea la grabación de un CD, es un trabajo que hemos denominado “Recorriendo el país con las canciones”. Este trabajo incluiría canciones regionales con una apoyatura didáctica en relación a las características poblacionales, paisajisticas y geográficas de los lugares: litoral, fronteras y centro del país.

Otro trabajo ya más ambicioso sería en la misma línea, pero ya tomando canciones del folklore latinoamericano, pero esto será solo después de tener consolidado, hasta donde seamos capaces de hacerlo, nuestro propio acerbo cultiral.
Podemos comentar para finalizar, que nos a servido de mucho este trabajo que nos ha permitido crecer como personas y como músicos; y esperamos que hayamos contribuido en algo con nuestros gürises si algún día tienen que mudarse o emigrar por la razón que sea, cuando digan canten o escuchen “No te olvides del pago si te vas a la ciudad” sepan de que están hablando.
No existe cosa más hermosa que escuchar cantar a un niño.
* Plaza: "Libertad Mikaela, la hija de Guyunusa"
En la introducción, hacemos referencia a tres herramientas socialisantes: merendero, huerta y lugar de recreación. Esto es la plaza Libertad Mikaela, la hija de Guyunusa. Esto esta propuesto, introducido en y aprobado en el compromiso de gestión 2004 por el concejo vecinal. El predio esta en el centro de una doble vía: Av. De los Astros y por las características ovales del referido predio, lo hacen apropiado para construir bordeando el mismo una bici-vía para que los gürises jueguen con sus bicicletas, patinetas, triciclos, etc. también planteamos instalar semáforos para trabajar en la educación vial, ya que los accidentes de tránsito han cobrado muchas vidas, muchas de las cuales nos duelen como propias. En el interior de la pista se instalaría sobre un extremo, una cancha multi uso: boley, basquet, jambol. En el centro, un rincón infantil y en el otro extremo u rincón para la tercera edad con mesas de hormigón con juegos tales como ajedrez, etc. creemos nosotros que si logramos tener un lugar donde convivan niños, jóvenes u ancianos, además de padres que vengan a traer o a buscar a sus hijos, personas que vengan a acompañar a sus mayores y jóvenes que vengan a hacer deportes o simplemente a vincularse entre sí y habiendo trabajo, teniendo como horizontes las utopías, podemos esperar que el amor ocupe su lugar en la vida de la gente y se active nuevamente ese ciclo fermental: LA VIDA.
 
* Huerta "Senaqué"
Nuestra "Senaqué" surge de la necesidad de dignificar el vaso de leche que varias familias llegan buscando e intentando palear una situación alimenticia muy problemática; dónde tenemos personas mayores y adolescentes que carecen de la posibilidad de trabajar o estudiar, que recorren a diario merenderos y comedores de la zona buscando alimento. Es por eso que surgió en el proyecto y fue incluida en el compromiso de gestión del año 2004, en el marco del presupuesto participativo de la I.M.M. El terreno para la huerta, está ubicado al lado de un asentamiento, en el límite con un área rural y en el trayecto hacia la futura planta de compus, propuesta en el punto 6 del citado Proyecto. Mide aprox. 50 mst. Y es cedido por un vecino en calidad de préstamo por tiempo indefinido.
Su funcionamiento sería con ayuda de aquellos padres de los niños que concurren al merendero y de los vecinos del asentamiento que quieran participar.
A través de C.C.Z Nº9, se pidió asesoramiento del A.S. Gerardo Saracho y se tuvo contacto con estudiantes de la Facultad de Agronomía en cuanto al inicio y apoyo que tendríamos de la facultad, sería en asesoramiento de tiempos para la plantación y de semillas, controles periódicos de los cultivos y su desarrollo.
Lo producido, en principio sería destinado al consumo de las familias que en la huerta trabajen. Decimos en principio porque en el futuro, logrando el aumento de la producción el excedente de dicho producido, sería volcado a la comercialización, la cual sería sin fines de lucro, destinada a mejorar la calidad de vida de las personas que allí trabajen y apuntando en un futuro cercano, se pueda conformar en una cooperativa agrícola.
Para que dicho proyecto pueda ser posible, necesitamos cercar el terreno y contar con herramientas y ropa de trabajo.
* Coordinación con Policlínica Municipal de Punta de Rieles
Hacer el esfuerzo por conseguir el lugar propio esta inspirado en la necesidad de rescatar lo que ha sido el basamento familiar que fue guía y soporte de esta sociedad. Como es sabido, la falta de trabajo y otro tipo de calamidades fue desmembrando a las familias, tratando de hacer un trabajo más eficaz y contando con la sugerencia de Alicia Guerra, coordinadora General Nurse de la Policlínica Punta de Rieles, hemos realizado talleres con estudiantes de psicología, nutricionistas, jornadas de vacunación e higienistas. También han trabajados con nosotros estudiantes de ciencias de la comunicación.
Está previsto, dentro de nuestro Proyecto, habilitar un lugar para el trabajo con hipertensos, también tomar el tema de la adicción (Pasta base). Al igual que el embarazo adolescente. También tenemos proyectado un comedor dos o tres veces por semana, pero no solamente para satisfacer la necesidad alimentaria, sino que el desarrollo del mismo, tendrá la característica de que a el debe concurrir la familia, padres e hijos. Esto se debe a que nosotros entendemos que es una forma de ayudar a reconstruir el entramado social, a que la familia como tal, recupere su condición, a compartir alegrías, preocupaciones y proyectos. Demás está decir que quienes trabajamos en esto somos vecinos comunes que no tenemos títulos (salvo Laura que es profesora de Computación y estudiante de Psicología), que no percibimos ningún tipo de beneficios económico, que el único beneficio al que si aspiramos es a realizar el mayor y el mejor de los aportes a nuestra sociedad, para poder ver crecer una futura sociedad sana y fuerte, física y psicológicamente. Por eso es esta apuesta tan fuerte a nuestros niños y niñas, que son los herederos de nuestra patria. Es muy obvio que nuestras aspiraciones son muchas, pero también somos conscientes de que solo a voluntad no se pueden realizar muchas de las cosas que tenemos planeadas a medida que se avanza en el proyecto, la necesidad de los recursos económicos, de materiales y de herramientas cada vez se hace más hostensible y también más difícil de conseguir.